LA CONDUCCIÓN EFICIENTE

Para comenzar esta entrada al blog, vamos a hablar sobre la conducción eficiente, consiste en introducir ciertos cambios en los hábitos de conducción para adaptarlos a las innovaciones introducidas en los motores actuales. La forma tradicional de conducir no tiene en cuenta estas innovaciones y las posibilidades de los nuevos vehículos, es por ese motivo que debemos adaptar nuestra forma de conducir.

La conducción eficiente permite: reducir el consumo de carburante, reducir la contaminación ambiental, aumentar la contaminación ambiental, aumentar la seguridad en la carretera, reducir el gasto de mantenimiento del vehículo, mejorar el confort del ocupante, ahorrar una media de un 20% de carburante e incrementar la velocidad media.

conduccion-eficienteA continuación y para finalizar esta entrada les vamos a ofrecer las diez claves para una conducción eficiente.

  • Utilizar bien las marchas:  Tras meter la primera marcha, acelera de forma suave y cambia a segunda a los dos segundos o a unos seis metros de trayecto recorrido, porque es la que más consume.
  • Usar bien el embrague: No debería utilizarse para frenar ni para encender el motor.
  • Mantener una velocidad uniforme: Acelerar y frenar de forma constante no es bueno para el vehículo y consume mucho combustible.
  • Actuar con anticipación y frenar con el motor: Aprovecha las inercias y frena suave. No se debe bajar una pendiente en punto muerto, porque consume combustible y es peligroso.
  • Mantener una temperatura interior adecuada: En invierno no hace falta ir en manga corta y en verano se puede ir a 24ºC. No hay que abrir las ventanillas a alta velocidad, porque se produce una mayor resistencia al aire y un mayor consumo de carburante, ni abusar del aire acondicionado.
  • La importancia de los neumáticos: las ruedas son responsables de hasta el 20% del consumo de combustible. Su falta de presión aumenta el gasto tanto que ahora los coches nuevos deberán contar con  sensores de presión obligatoriamente.
  • Mantenimientos periódicos: mantener los niveles y filtros ahorra combustible y reduce las emisiones contaminantes, mientras que detectar posibles fallos puede evitar averías más graves
  • No sobrecargar el vehículo: llevar más peso del necesario o distribuir mal la carga incrementa el consumo. Tener una baca con equipaje puede aumentar el gasto hasta un 39% a una velocidad de 120 km/h.
  • Apagar el motor: un coche detenido con el motor encendido consume hasta 0,7 litros/hora. Si se está parado más de dos minutos (si el automóvil tiene más de diez años, menos de dos minutos), hay que apagarlo, una práctica que se puede hacer de forma frecuente sin perjudicar el motor.
  • Qué coche elegir: Uno que priorice la conducción eficiente: algunos modelos indican el momento óptimo del cambio de marchas, paran el motor cuando se detiene el vehículo…

coche-verde-ecologico

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s